¿Listo para comprar una casa?

Comprar una casa es una de las decisiones financieras más importantes que tomarás en tu vida.

Y no importa si es una casa sencilla de interés social o uno de esos exclusivos departamentos en Santa Fe, cualquier inmueble merece poner mucha atención de tu parte.

Toma en este caso estos puntos en tu evaluación:

Resultado de imagen para consejos para mudarse

1) Recurre a un agente de bienes raíces de confianza

Todos sabemos que los agentes de bienes raíces obtienen una reducción del precio de venta de una casa, lo que hace que algunos compradores duden en utilizar un agente de bienes raíces: creen que aumenta el costo general.

Bueno, ten en cuenta que el vendedor, no el comprador, paga la comisión.

Un agente inmobiliario experto que trabaja para ti puede proteger tus intereses y guiarte a través del proceso de compra, desde negociar un precio hasta navegar por las inspecciones de viviendas.

2) Recuerda que la compra de una casa implica un contrato

Cuando estás comprando una casa, hay papeles para firmar. Y más papeles para firmar.

Muchos de esos documentos, que en realidad son contratos, parecen contratos de compra de vivienda «estándar» sin espacio para negociación. Eso no es verdad.

Los contratos están destinados a ser negociados. No tienes que firmar un acuerdo estándar.

Si deseas más tiempo para revisar con cuidado dichos documentos, puedes hacerlo.

Ahí es donde un agente inmobiliario experto puede ayudar.

3) No necesariamente compres con base a tu situación actual

Es probable que comprar una casa sea uno de los compromisos financieros más grandes que harás en tu vida.

Antes de aceptar comprar lo que crees que podría ser la casa de tus sueños, considera tus planes a largo plazo.

¿Estás planeando quedarte en tu trabajo actual? ¿Casarte? Tener hijos?

Dependiendo del mercado y de los términos de tu hipoteca, es posible que no pagues realmente ningún capital real entre cinco y siete años: si no estás seguro de que tu casa será la casa para ti en unos pocos años, es posible que desees seguir buscando para mudanzas

4) Piensa en el compromiso

No estoy hablando solo de tu hipoteca. Cuando te casas, las leyes de tu estado generalmente determinan cómo se tratan tus activos y, en última instancia, cómo se distribuyen ante un divorcio.

Las mismas reglas no se aplican necesariamente cuando no estás casado. Eso significa que necesitas pensar a largo plazo.

Resultado de imagen para santa fe ciudad de mexico

Cuando compres una casa con tu pareja que no es tu cónyuge, asegúrate de tener un plan de salida si las cosas no salen como esperas.

Es una buena idea tener un acuerdo vigente con respecto a la titulación, los pagos de la hipoteca y la responsabilidad, las reparaciones y demás: es mejor obtenerlo por escrito y sí, es recomendable contratar un abogado.

REFERENCIAS: YouTube || Departamentos Santa Fe || Huffing Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *